Pureza.
(Basta. Andate. Andá al hotel, date un baño, leé Nuestra Señora de París o Las Lobas de Machecoul, sacate la borrachera. Extrapolación, nada menos.)
Pureza. Horrible palabra. Puré, y después za. Date un poco cuenta. El jugo que le hubiera sacado Brisset. ¿Por qué estás llorando? ¿Quién llora, che?
Rayuela, capítulo 18. Julio Cortázar

viernes, 2 de marzo de 2012

SOBRE SOLEDADES


Imagen de Daria Endressen





Cuántas veces morimos
dentro del cuerpo vivo
En cuántas ocasiones
la llama del interior extinta
la clavícula del corazón partida
Existen soledades
que son pura intemperie
y desalojo
Existen soledades
tan a cara de perro,
tan desierto
que ni siquiera gozamos
la compañía de nuestra legítima sombra
Bien pensado
la verdadera soledad
se cimenta en la propia ausencia,
en sentirse el espíritu de un muerto
dentro de un cuerpo vivo

3 comentarios:

  1. Se desnuda la soledad y muestra su cara transparente y triste. Así tal cual.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es ésta una desnudez que admite duelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

La luna reclama tu aullido